No solamente los animales …

El albergue CYD Santa María se fundó con el ánimo de convertirse en la mejor protectora de caballos de España. Con el paso del tiempo, creamos la Asociación CYD Santa María, dedicada por entero a la protección animal y que nos llevó ampliar nuestro albergue hasta el punto de que poca gente sabe que nuestro verdadero nombre es: Asociación y Albergue CYD Santa María Centro de Recuperación y Reubicación de Especies Animales. Fueron días y meses dedicados a temas burocráticos tales como permisos específicos para cada especie, seguros… y un largo etc. El por qué, fue algo bien simple: Cada día recibíamos decenas de denuncias relativas al maltrato y abandono de todo tipo de animales, no sólo caballos, que la Administración dejaba a su suerte o bien encerraba en lugares no aptos a su etología o especie, por lo que a veces nos planteábamos qué era mejor… si intentar salvarlos procediendo a la denuncia o no.
blog-2016-12-27-1
De esta forma y casi sin darnos cuenta, nuestro Santuario se nos fue llenando como el Arca de Noé hasta que la falta de recursos y de apoyo nos llevaron a limitar casi por completo la entrada a animales que no fueran de la especie equina. Aún así, ya sabéis la cantidad de aves, hurones, perros, gatos, tortugas e incluso cabras que aún seguimos teniendo.

No sólo tuvimos que aprender sobre comportamiento y bienestar específico de cada especie, sino que el deseo de adaptar nuestro albergue al máximo para su felicidad nos llevó a interesarnos por cuestiones tales como la flora, el medioambiente, los diferentes tipos de suelos… mil y una cosa que, cuando no reparas en ella, pasa desapercibida a excepción de cuando oyes en la televisión algún dato como el cambio climático etc.
blog-2016-12-27-2
Con el paso de los años, comprendes la importancia que realmente tienen estos detalles en el día a día de un albergue de estas dimensiones, dedicado a proporcionar asilo a veces permanente a pobres animales que lo único que piden es sobrevivir. Eso, casi, casi te convierte en ecologista sin comerlo ni beberlo. De hecho, el CYD ya ha interpuesto varias denuncias por temas ecológicos tales como destrucción de lugares con nidificación de aves y “cositas” similares que las grandes empresas constructoras o ayuntamientos prefieren ignorar.

Pero es muy difícil encontrar a patrocinadores para la conservación del CYD. De hecho, ya nos cuesta la misma vida conseguir que la gente nos ayude a mantener a nuestros animales con la comida y medicación necesaria. Si encima tratamos de hacer que se colabore con el entorno, “apaga y vámonos”. Es muy difícil hacer entender que los árboles son parte fundamental para la sustentación del terreno y que son imprescindibles por la sombra que proporcionan. En el CYD podemos sobrepasar los cuarenta y cinco grados fácilmente en verano y trabajar y vivir bajo esas condiciones es muy difícil. Para colmo el terreno es arcilloso y dificulta mucho el crecimiento y supervivencia de cualquier especie arbórea. Pero es fundamental mantener los desniveles y derrumbes a raya y sólo a través de las plantas logramos hacerlo.
blog-2016-12-27-3
Gracias a Dios, hay personas que lo entienden, junto con la necesidad imperiosa de dar de comer y proporcionar asistencia veterinaria a nuestros animales.

Existe una Asociación en Madrid, El Grupo misionero de las Rozas, que posee una tienda solidaria y muy concienciada en temas ecológicos y de ayuda al prójimo. El “alma” de esta asociación se llama Ramona y lleva años ayudándonos a sobrevivir con nuestros animales. Conocí el proyecto cuando se pusieron en contacto con nosotras la primera vez y no dejo de pensar por qué no hay más apoyos como éste para todo tipo de causas “perdidas”, tanto con los animales como con las personas o con el medio ambiente. Qué pena que tengan siempre que ser personas aisladas las que adquieran esa responsabilidad para con los demás y el entorno que es de todos al fin y al cabo.

Como siempre estamos pensando mientras trabajamos, hace poco se nos ocurrió preguntarnos cómo podríamos conseguir financiación para adquirir una fosa séptica transformadora que pudiese reciclar el agua y que ésta sirviera para el riego. En muy poco tiempo, estaría amortizada y salvar el agua en Andalucía es tan importante como hacerlo con cualquier animal. De hecho, no entiendo cómo personas que tienen los medios para adquirir este tipo de cosas no lo hacen. Y mientras vemos animales, plantas y personas morirse de sed, miramos para otro lado cada vez que pasamos por campos de golf y piscinas de todo tipo.
blog-2016-12-27-4

Se me ocurrió plantearle esta idea a Ramona y cual no fue mi sorpresa al recibir una transferencia de 3.500€ que casi hará realidad esta forma de abastecer el riego de un sector de más de diez mil metros de forma autónoma. Nos falta muy poquito para hacerlo. Además, había una nota en esta donación en la que se especificaba que de ese dinero, mil eran para la comida de nuestros caballitos. ¡Qué bonita manera de no descuidar nada y poder atender las necesidades de todas las especies del Albergue! En un mundo ideal, ésta sería la manera correcta de gestionar todos los recursos. No sólo en el Albergue. En la vida.

No sólo las personas… no sólo los animales… no sólo la flora… todo!
Y todos juntos para ello!

concordia cyd